Blog

inspiración, recursos, yo misma

¿Cómo buscar inspiración?

Lo admito, hay veces que intento concentrarme en un nuevo proyecto y sólo consigo llegar a la conclusión de que tengo que pintar la pared. Que no es un mal proyecto, pero no es lo que buscaba…

Tener los tableros de Pinterest bien ordenados y, sobretodo actualizados es una de mis mejores opciones, me ayuda a ver las cosas desde un montón de perspectivas diferentes, hay proyectos que te dan ideas sobre técnicas, colores, combinaciones de materiales… la verdad es un mar de ideas, y he de reconocer que paso horas “procrastinando” con la excusa de estar mirando cosas nuevas.

Seguir varios blogs, de tiendas, de creadores, de Diyers es otra de las cosas que más hago, me encanta la creatividad de ciertas personas, capaces de sacar provecho de casi cualquier material, da mucho que pensar la cantidad de ideas que tiene la gente,  la facilidad que tienen a la hora de explicar procesos y la generosidad que demuestran dándose a conocer en redes sociales, con el riesgo que conlleva a la hora de pensar en plagios, copias y demás.

El hecho de tener muchas cosas a la vista a veces es un problema, te da por querer empezar cosas nuevas sin ton ni son, y así no hay manera, además esas ideas van a estar ahí siempre, o casi… .

Al final me dí cuenta de que cuando más ideas se me ocurrían era cuando estaba al aire libre, paseando por la playa, por la montaña… lo que más me inspiraba a la hora de pensar en qué bordar o qué tejer era la propia naturaleza, plantas, rocas, rios agua de mar, caracolas… todo me daba algo en qué pensar y me apetecía combinar colores o explorar formas, (o hacerme una bufanda nueva por el frío que hacía ;P)

Así que ahí va mi resumen:

  1. Sal, del sofá de la habitación de casa, de tu ciudad o pueblo, sal y abre tu mente, hay un millón de cosas ahí fuera que hacen que tus neuronas se vuelvan locas de contentas. Sal.
  2. Pasea, camina, lento, en bici, haciendo caso a formas, colores, sonidos, para cuanto sea necesario llena tus pulmones de aire y tu imaginación volará
  3. Observa, hasta el más pequeño detalle, hay piedras que hablan colores que suenan, edificios que te hacen soñar, detalles que te sorprenden siempre, a veces pasar por un mismo sitio a otro ritmo hace que te fijes en cosas que no habías visto antes, y que siempre han estado allí. Observa
  4. Habla, con la gente, sonríe, mira a los ojos, pregunta por esa tienda que viste y no te acuerdas dónde está, no la busques en una pantalla, sigue la ruta por los carteles y señales no por una flecha en el móvil, y si te encuentras con alguien habla, creo sinceramente que se está perdiendo el noble arte de la conversación, y se puede aprender de cada persona, al menos una cosa nueva. Hablando.
  5. Yo no dibujo muy bien, más bien fatal… así que intento hacer las mejores fotos posibles, no a todo, sí a lo que me sorprende, o lo que quiero guardar, mis hermanas dibujan, siempre llevan una libreta donde plasmar lo que les inspira, yo soy menos afortunada, mis libretas son para apuntar y escribir, aún así, valen todas las técnicas.
  6. guarda recuerdos, hojas, tarjetas de visita originales, guarda colores, texturas, materiales, ten un cofre del tesoro para tus recuerdos, una piedra que te pareció original, una hoja de forma particular, una tela de tacto inigualable, una entrada que te recuerda un momento inolvidable… . Sin llegar al síndrome de diógenes…
  7. Selecciona, no todo vale, hay ideas que tienes que descartar, materiales que no sirven, objetos que no te dicen nada… aunque hace tiempo sí que lo hicieran. Haz una selección de fotos para tu moodboard y revísalo cada cierto tiempo, cuanto más pongas en funcionamiento la cabeza más te darás cuenta de cómo tu manera de ver la vida se expande.
  8. Organiza tu mesa, tu habitación, tu vida, hay que llevar un orden, me confieso desordenada, de esas que que son un desastre y que se sienten cómodas en su propio caos, pero tengo que reconocer que hay que tener cierto orden para que la creatividad fluya. organizo fotos, materiales, instrumentos de trabajo, intento que todo esté a mano por si lo necesito, desde que me organizo mejor tengo más tiempo para todo!
  9. Compartir es un acto de generosidad, compartir una tarde con un amigo, una idea con tu comunidad un secreto con un familiar, creo que es importante compartir lo que hacemos además, exponer lo que hacemos a la opinión de los demás nos ayuda a crecer y a tener puntos de vista que, de otra manera no podríamos conseguir, con las redes sociales es mucho más fácil, yo suelo usar Instagram, me gusta mucho la comunidad que se crea en esa red y creo que me lleva a crecer como diyer.
  10. Admirar a gente que ha conseguido vivir de su creatividad… o que ya lo hizo hace siglos es mi manera de creer en la imaginación, en la constancia y en el tesón. Conseguir vivir de tu arte de tus habilidades es muy difícil, ahora y hace 300 años. Admiro a gente de ahora, hace años y hace siglos, sigo sus vidas, me empapo de su arte y su filosofía de vida, me inspiran no sólo a la hora de crear si no a la hora de ver la vida de cada día con otros ojos, con otros filtros… y no sólo de color rosa.

Os dejo un resumen de mi post. Creo que estas 10 pequeñas acciones me ayudan mucho a la hora de ponerme a trabajar.

y a ti ¿que te inspira?

 

Cuenta cuenta…

10c

recursos, Técnica

Bordar, bordar bordo sin parar

Todo empezó con un curso de Domestika, te explica las técnicas básicas y cómo combinar colores y formas. Lo imparte la Srta Lylo y, la verdad es que me ha enganchado.

Ya hacía trabajos a ganchillo y tejiendo, me gustaba coser cosas básicas, pero veía ejemplos de personalización de prendas con bordado y me parecía una técnica que quedaba genial y además las posibilidades parecían infinitas.

Así que como buena hija, pregunté a mi madre q ella sí que sabe de todo y me recomendó ( y de paso me prestó) algunos materiales, también me dio el mejor consejo del mundo para empezar una nueva técnica: paciencia y perseverancia. 

Toca remangarse, hacerse el moño de las manualidades y ponerse a trabajar.

Bordado, técnica
Éste fue mi primer intento 😊

Yo creo q me quedo bastante bien 😅

Me costó elegir los puntos, no sabía bien cómo iba a quedar, si el conjunto iba a ser bonito o si me gustaría el resultado. 

Antes de empezar dibujé el diseño en un pael (lo sé, es súper sencillo, pero tenía q hacerlo) marqué cada zona con el tipo de punto que quería practicar y el color que iba a utilizar.

Los hilos los compré e la web de DMC, y la verdad es que no sabía muy  bien qué colores elegir, así que hice una selección de básicos, un arcoiris personal con el que tenía un poco de todo, y con esto ir tirando, si  veo que necesito más opciones a tiempo estoy de comprar más, una cosa que tengo que destacar de la página web de DMC es que los colores de las fotografías no varían respecto al original, al menos desde la pantalla de mi ordenador, y eso a la hora de pedir un color que quieres que sea una tonalidad particular viene de perlas.

La otra opción es ir a tu mercería favorita ( o la de tu madre, o abuela…) y escoger directamente, pero yo vivo en un pueblo pequeño y me resulta más cómodo hacerlo x internet.

Aunque he de confesar que cuando bajo a la gran ciudad voy directa a mi mercería de referencia 😜

Empezar me encanta, comprar materiales, acumular ilusión, la excitación de aprender algo nuevo… Pero lo mejor es cuando vas viendo como se te v dando bien, a tu ritmo, sin prisas ni presiones, pero vas consiguiendo que todo coja forma, puede que no sea perfecto, pero es tuyo, tu esfuerzo, tu tiempo, tu trabajo y eso tiene un valor incalculable. 

Para mí lo tiene. 

Guardo mi primer proyecto de todo lo que he hecho, luego viene la familia y te encarga de todo, regalas, haces proyectos para los demás y es precioso, pero para mí el primer proyecto acabado es el que más valor tiene.

Bordar ahora me encanta. 

Me relaja, me concentro y se me pasan las horas. 

Para mí es como una terapia, este verano me veréis en la playa con mi labor y mis hilos, al solecito se borda mejor! 

Crochet,

Mis comienzos

Hace ya muchos años que siento curiosidad por hacer manualidades, crear cosas con mis manitas y poder personalizar ropa, regalos… el principal problema que yo le veía a esto era el tiempo.

El tiempo… normalmente vamos como el Conejo de “Alicia en el país de las maravillas” mirando el reloj con horror, corriendo, haciendo seis o siete cosas a la vez… y así no hay manera de hacer nada. El tiempo se nos escapa, por más que corramos él siempre va más rapido.

Hasta q descubrí la manera de ganarle la partida: PARAR
Pero parar en seco.

Ya.
Y punto.
A mí me fue fatal al principio, no voy a mentir, pero parar y ser consciente de cómo pasa el tiempo te hace relativizarlo y empezar a comprender cómo puedes utilizarlo, cómo usar cada segundo. Soy una persona caótica, desordenada y con la mala manía de empezar mil cosas al tiempo… y todo porque creo que no tengo tiempo.

Así que cuando me decidí y empecé a hacer pequeños proyectos, a aprender nuevas técnicas que me permitían crear y dejar volar mi imaginación, tuve que empezar por el proyecto más importante: ordenar mi cabecita.

Empecé con el ganchillo, con un proyecto pequeño pero lleno de ilusión y cariño, me costó pero lo conseguí, hice y deshice mil veces pero me centré y acabé con un par de botitas para mi sobrino que nacería en unos meses.

THE MESSY BUN, BOTITAS DE BEBÉ
LAS BOTITAS QUE CREÉ CON MIS MANITAS PARA MI SOBRINO.

Aviso a navegantes… me costó sudor y lágrimas, y un tiempo que no desvelaré ni bajo tortura… pero ahí estaban, en los piececitos perfectos de mi perfecto sobrino recién nacido. Además eran tan pequeñas que en ná’ y menos ya no las pudo llevar…

Pero me animó mucho que todos los que las vieron me dijeran lo “monas” que me habían quedado… así que pensé que si había empezado bien.. podía seguir…

Y seguí.

 

 

Sin categoría

Primera entrada del blog

no me parece un mal título, por más que sea genérico.

Es mi primera entrada, la más importante, con ésta me tiro a la piscina y empiezo una aventura de la que pretendo aprender y conocer gente.

Aprender a hacer un millón de cosas… la primera cómo se hace esto de bloggear ….

y conocer gente que tenga mis mismos gustos… y otros diferentes para poder tener más puntos de vista y abrir mi mundo.

MockUpimagen via @mclshop